Prémiate por tus logros e impúlsate al éxito

, , Leave a comment

 

Celebrar nuestros pequeños logros, algo que pocos hacemos y que es fundamental para impulsarnos hacia nuestros objetivos.

Debemos premiarnos por lo que hemos hecho bien. ¿Cuántas veces olvidamos reconocer cuando algo sale bien, simplemente porque “es lo que tiene que ser”?

Si aprendemos a estar atentos a cada paso que damos, y a reconocer el avance que ese pequeño pasito significa, estaremos en una constante automotivación que nos impulsa a seguir, y seguir, y seguir…

Esto es la mayor fuente de motivación que podamos tener.  El reconocer nuestros logros nos dispone a ir a más, a tomar una actitud de “puedo hacerlo”

Por eso, es clave para mantener la motivación el establecer  objetivos que sean medibles, alcanzables, realistas, con un plazo estipulado y específicos. Los objetivos que plantea una empresa deben impulsar a los trabajadores a dar lo mejor de sí mismos, sin caer en el peligroso riesgo de plantear objetivos inalcanzables, pues el fracaso es el peor enemigo de la motivación.

La implicación, el ser parte en la toma de decisiones es también una importante fuente motivacional, pues se trabaja por lo que uno mismo propone, en lugar de hacerlo por lo que se nos impone.

Para mantener tal grado de compromiso y esfuerzo, las organizaciones tienen que valorar adecuadamente la cooperación de sus miembros, estableciendo mecanismos que permitan disponer de una fuerza de trabajo suficientemente motivada para un desempeño eficiente y eficaz, que conduzca al logro de los objetivos y las metas de la organización y al mismo tiempo se logre satisfacer las expectativas y aspiraciones de sus integrantes.

Recuerda: cada logro celebrado es una puerta abierta al éxito.

 

Leave a Reply

Blue Captcha Image
Refrescar

*