(1)
Lo que valen son los resultados. No facturamos por horas, trabajamos con objetivos específicos, acciones concretas e indicadores de rendimiento. Compartimos riesgos contigo y establecemos una parte de nuestros resultados por objetivos, en variable y en función de los resultados obtenidos.
(6)
El mejor equipo sin pagar estructura. La consultoría industrial tiene grandes estructuras con grandes honorarios y muchos recién licenciados. Nosotros creemos en el "mundo naranja", trabajamos con una red de especialistas y construimos el equipo idóneo para cada proyecto y al precio justo.
(2)
La estrategia es acción. Nos dedicamos a implementar estrategias, no ha dar consejos o hacer grandes informes. Ayudamos a los empresarios analizando, planificando pero también haciendo. Ejecutamos acciones, medimos desviaciones en los planes y tomando decisiones para alcanzar el éxito.
(7)
Los honorarios, sin secretos ni sorpresas. Nuestros precios son transparentes e incluyen todos los honorarios y gastos del equipo. Nuestros variables se calculan sobre unos indicadores concretos y medibles con metodologías conocidas. No queremos marcarte un gol, solo cobrar lo justo, en el plazo acordado y sin incidencias.
(3)
Hablamos para que se nos entienda. La consultoría suele estar cargada de tecnicismos, palabrería y argot que los empresarios no entendemos. Nosotros creemos que para hacer las cosas bien es fundamental que hablemos con naturalidad, que nos entendamos y tratemos de tú a tú.
(8)
Apostamos por el largo plazo. Creemos en las relaciones ganar-ganar, en los resultados a largo plazo y en la continuidad en las estrategias. La realidad es dinámica, no consiste en hacer planes estáticos sino en medir resultados, reformular acciones y ayudar a la toma de decisiones proactiva.
(4)
Hacemos planes realizables. La planificación estratégica que las PYMES necesitan no consiste en grandes teorías, cambios drásticos o inversiones inalcanzables. Se trata de construir sobre lo que se hace mejor, plantear acciones asequibles y conseguir resultados rentables.
(9)
Tu confidencialidad está blindada. Manejamos información delicada, analizamos datos estratégicos y mantenemos conversaciones con todo el equipo. Necesitamos que la información fluya, te sientas tranquilo y confíes en nosotros. Lo primero, un compromiso de confidencialidad.
(5)
Te dedicamos el tiempo que necesites. Cuando nos sentamos contigo trabajamos sin reloj, sin prisa y sin estrés. Dedicamos el tiempo que sea necesario a escucharte, entender tu situación y encontrar tu solución. Siéntete como en casa, no tenemos nada más importante que hacer que prestarte atención.
(10)
Los detalles marcan nuestra diferencia. Nos fijamos en los pequeños detalles, somos sensibles a las necesidades de nuestros clientes y entendemos lo difícil que es muchas veces gestionar, organizar y estar a todo. Somos un apoyo técnico y personal, te ayudamos a tomar decisiones acertadas.